miércoles, 20 de abril de 2011

Carta 6

Estimado padre:
La persona que le escribe es esa persona que  (…) , ojala me recuerde , (…), usted me impuso las manos y supe como Dios actua a travez suyo sintiendo mi primera y hasta ahora unca borrachera de Espiritu Santo. Padre le comento que llevo siete años de sufrimiento de todo he pasado por exorcismos hasta del padre X, no conocia mucho de Señor , Este padre al que me refiero despues de casi siete años me dijo en confesion que ya habia llegado a la luz , me refiero al conocimiento o reconocimiento de Dios como mi creador y de todo lo creado, b... bueno me dio mucha alegria , peroo quede ahi, sin saber que sigue que hago con esa luz..... y le pregunte no a este padre porque de la felicidad se me olvido preguntarle y me fui, sino con un muchacho estudiante o pichon de cura como decimos en colombia el hermano X en una capilla de X, digo yo por obra de DIOS lo conoci en una oportunidad que fui demasiado triste por la perdida de mi esposa X al irse con otra persona,  (…) solo sigo como desde el primer dia esperanzas en Dios y no se verdaderamente lo que siento pero es una soledad y pesar de vivir en medio de tanto incredulo y de tanto mal y triste por mi esposa y mis hijos y todaa mi familia que me mira como vicho raro por creer en DIOS.
DIOS Y LA VIRGEN LO BENDIGAN Y LO PROTEJAN
PADRE LE PIDO UNA ORACION GRANDE POR MI , POR MI FAMILIA, ESPOSA E HIJOS Y POR TODOS LOS QUE ME RODEAN.


Muy estimado X:
Me alegro mucho de que el Espíritu Santo actuara en ti esa vez. Con eso te quiso dar a entender lo mucho que te ama, lo mucho que está deseando entrar en tu vida.
No se trata de darte respuestas a las preguntas que me planteas, nuevas preguntas surgirían. Sino de que descubras, redescubras, al Espíritu Santo, de que te dejes llenar de Él. Eso será la única cosa que apaciguará tu sed. La única cosa que te hará feliz.
Para eso te aconsejo que escribas a esta persona de Bucaramagna (e-mail) y le preguntes cuál es el grupo que conoce ella, un grupo carismático, donde puedas ir una vez a la semana para conocer más a Dios y ser transformado por Él. (…) Pero hasta esa fecha, tienes tú que esforzarte porque Dios entre más y más en tu corazón: oración, confesión, buenas obras, estar delante del sagrario un tiempo a la semana.
Un fuerte abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada